VIPs de la marihuana: Lester Grinspoon


VIPs de la marihuana: Lester Grinspoon

Lester Grinspoon es un profesor emérito adjunto de psiquiatría de la Escuela de Medicina de Harvard. También es un conocido activista del cannabis y ha declarado abiertamente su apoyo a la marihuana medicinal y su oposición a la prohibición.

El Dr Grinspoon es un académico de gran prestigio y miembro de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia y de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, así como editor y fundador de la American Psychiatric Association Annual Review y la Harvard Mental Health Letter.

Grinspoon comenzó a investigar el cannabis en la década de los 60. Se interesó por la marihuana cuando ésta empezó a adquirir cada vez mayor popularidad entre los más jóvenes, y estaba convencido de que era una sustancia dañina.

"En aquel momento no tenía ninguna duda de que se trataba de una droga muy nociva que, desgraciadamente, estaba siendo utilizada por cada vez más y más gente joven e insensata que se negaba a escuchar o no creía ni entendía las advertencias sobre sus peligros", escribe Grinspoon en Marijuana Reconsidered.

VIPs de la marihuana: Lester Grinspoon

Inició su investigación sobre el cannabis en 1967, con el objetivo de entender mejor los peligros de la droga; sin embargo, una vez que comenzó a revisar la literatura y los estudios existentes, su opinión cambió.

Muy pronto descubrió que la mayoría de sus opiniones sobre la marihuana se basaban en información falsa. De hecho, el Dr. Grinspoon llegó a decir que le habían "lavado el cerebro" para que pensara que el cannabis era peligroso a pesar de su formación como científico, investigador y académico.

En la época de la investigación de Grinspoon, una de las mayores preocupaciones en cuanto al cannabis era la posibilidad de que causara esquizofrenia en sus consumidores habituales. El Dr Grinspoon está especializado en esquizofrenia y ha dicho en numerosas ocasiones que no existen suficientes pruebas empíricas que respalden esta afirmación.

"De hecho, hay tanta literatura sobre lo útil que resulta el cannabis para los esquizofrénicos como sobre lo dañino que es", afirmó Grinspoon en una entrevista. Tampoco pudo encontrar pruebas de los peligros del cannabis proyectados por la propaganda gubernamental, como en la infame película de los años 30 "Locura de la Marihuana".

VIPs de la marihuana: Lester Grinspoon

Tras 3 años de investigaciones, Grinspoon llegó a la conclusión de que la marihuana es mucho menos perjudicial que el alcohol y el tabaco, y que ningún daño que pueda causar justifica el arresto de jóvenes por consumirla.

"Lo más peligroso que tiene no es ninguna propiedad psicofarmacológica inherente, sino cómo tratamos a la gente que consume esta droga como sociedad", dijo.

BIBLIOGRAFÍA LESTER GRINSPOON

Desde el inicio de su investigación en los 60, el Dr. Grinspoon ha escrito varios libros sobre la marihuana y otras sustancias psicoactivas.

Su obra más famosa es Marijuana Reconsidered, que publicó por primera vez con Harvard University Press en 1971. Como su título indica, el libro abarca el cambio de opinión de Grinspoon hacia el cannabis, producido por su investigación.

Otros títulos populares del Dr Grinspoon son:

  • Psychedelic Drugs Reconsidered
  • Marihuana: La Medicina Prohibida
  • Psychedelic Reflexions

Además de estas publicaciones, el Dr. Grinspoon también lleva 2 sitios web. El primero, Marijuana: The Forbidden Medicine, presenta una amplia variedad de pruebas anecdóticas (más de 1000) sobre el consumo medicinal del cannabis. El segundo, Uses of Marijuana, proporciona información sobre las diferentes formas en que se puede utilizar el cannabis, y permite que la gente envíe sus escritos sobre los usos terapéuticos, exploratorio y expansivos de la marihuana, en vez de centrarse específicamente en los usos medicinales o recreativos de la droga.

LESTER GRINSPOON Y EL CANNABIS; UNA PROFUNDA CONEXIÓN

Grinspoon tiene 4 hijos; el mayor, Danny, fue diagnosticado con leucemia linfocítica aguda con apenas 10 años de edad. Fue sometido a un tratamiento periódico a base de quimioterapia para combatir la enfermedad, pero el tratamiento le hacía experimentar náuseas y vómitos extremos.

Después de cada sesión, Grinspoon y su esposa Betsy llevaban a Danny a casa, donde éste se tumbaba sobre la cama con un cubo al lado "hasta que sólo le quedaban arcadas". Un día, el Dr. Grinspoon y su esposa oyeron hablar de un joven de Houston, Texas, que había experimentado una reacción parecida a la quimioterapia y consumía cannabis para controlar las náuseas y vómitos.

Se sintieron tentados a probarlo con Danny para ver si le proporcionaba algún tipo de alivio, pero Grinspoon se opuso a la idea debido a la ilegalidad de la droga y a las repercusiones que su compra/consumo pudieran tener sobre él y su familia.

A pesar de ello, Betsy se la jugó y compró un poco de marihuana a unos amigos de su hijo en el aparcamiento de una escuela secundaria, y se la dio a Danny antes de la siguiente sesión. El resultado fue extraordinario: tras unas cuantas caladas, Danny se mostraba inusualmente relajado y feliz, y, lo más importante, libre de náuseas; de hecho, quiso que pararan para comer un sándwich de camino a casa porque tenía hambre.

Durante el siguiente año, Danny consumió cannabis de forma habitual para aliviar los efectos adversos del tratamiento. "Al ser su calidad de vida mucho mejor, también lo era la nuestra. Ya no teníamos que verlo sufrir", comenta el Dr. Grinspoon.

A pesar de ver los efectos positivos que tenía sobre su hijo, Grinspoon se negó a experimentar con la marihuana por sí mismo, lo que a menudo hizo que la gente se cuestionara su legitimidad e invalidara su conocimiento de experto en la materia.

Sin embargo, tras la publicación de su libro en 1971, y al ser de nuevo interrogado de forma agresiva sobre su experiencia personal por un comité legislativo, el Dr. Grinspoon decidió que había llegado el momento. En una fiesta celebrada en Cambridge, él y su esposa se unieron a un grupo de amigos que estaban fumando un canuto. Grinspoon tenía 44 años.

Recuerda su primera experiencia con la hierba como un poco decepcionante. A medida que sus colegas se colocaban, ni él ni su esposa conseguían sentir ningún cambio; tuvieron que esperar a su tercera sesión para finalmente sentir el prometido "subidón" del que todo el mundo hablaba.

"Lo primero que noté después de fumar, fue la música. El Sergeant Pepper's Lonely Hearts Club Band… Para mí fue una implosión rítmica; una nueva y fascinante experiencia musical", dice Grinspoon sobre su primer "colocón".

"En mi siguiente recuerdo de aquella noche, Betsy y yo y otra pareja estábamos de pie en la cocina, en círculo, dando bocados a un milhojas… La parte más memorable de la experiencia en la cocina fue el sabor del milhojas. Ninguno de nosotros había probado jamás un milhojas tan exquisito", añade.

LESTER GRINSPOON: CANNABIS COMO MEDICAMENTO Y POTENCIADOR

Desde su primer "subidón", el Dr Grinspoon ha consumido marihuana de forma habitual, como droga recreativa, medicamento y "potenciador" de algún tipo.

En su web Marijuana Uses, Grinspoon escribe:

"Unos 10 millones de estadounidenses fuman marihuana de forma habitual, y otros cuantos millones lo hacen de forma ocasional, pero, ¿por qué, exactamente? Sé que algunas personas usan la marihuana como medicamento, mientras que otros la utilizan simplemente para pasarlo bien. Pero entre estos dos polos hay muchos otros usos y efectos que podrían describirse con términos como potenciadores, terapéuticos, exploratorios, expansivos, etc.".

En el debate actual sobre el cannabis, a menudo nos centramos demasiado en los usos medicinales y recreativos de esta sustancia. A través de su investigación y trabajo como académico y activista, el Dr Grinspoon ha demostrado que los usos del cannabis van mucho más allá de aliviar el dolor o proporcionarnos un "subidón", y el hecho de que la hierba nos haga sentir bien, debería ser parte fundamental del debate global sobre el cannabis.