Cómo limpiar un grinder de madera


Cómo limpiar un grinder de madera

Los grinders son quizás una de las mejores herramientas para triturar marihuana y obtener una experiencia agradable y uniforme. Los de madera tienen algo especial; tal vez sea su aspecto rústico, el tacto delicado y natural, o el hecho de que no se rajan como los de plástico barato.

Independientemente de lo mucho que te guste tu grinder de madera, no hay nada peor que prepararte para una sesión y comprobar que ya no funciona. Para que esto no suceda, es esencial que aprendas a limpiar correctamente un grinder de madera.

Para garantizar que tu grinder de madera funcione perfectamente durante el mayor tiempo posible, es importante mantenerlo limpio.

Cuando trituras tu hierba para liar un buen canuto o llenar un bong, seguramente te habrás encontrado kief, un potente concentrado de cannabis compuesto de tricomas (los cristales escarchados del cogollo con la mayor parte de compuestos activos de la planta, incluyendo el THC).

El kief se puede añadir a un canuto o bong, o recoger y prensar en bloques de hachís. Es sumamente pegajoso, y una de las principales razones por las que los grinder se atascan y dan problemas. Cuanto más kief dejes que se acumule en el grinder, peor funcionará.

La mejor manera de evitar esto es limpiándolo con frecuencia. Utiliza un cepillo suave, como los de dientes, o una pequeña brocha, para trasladar con cuidado el kief a otro recipiente. Las cerdas del cepillo deberán llegar a limpiar entre los dientes del grinder sin rayar ni dañar la madera.

NO USES OBJETOS AFILADOS, JABONES NI PRODUCTOS QUÍMICOS

Acuérdate de mantenerlo alejado de cualquier objeto afilado como cuchillos, tenedores, etc. Si usas estas herramientas para limpiar el grinder, sólo conseguirás dejar marcas y arañazos en la madera, donde más adelante se acumulará el kief.

Tampoco laves el grinder con jabón, detergentes ni otro tipo de producto de limpieza. Si bien puede parecer una buena idea después de una sesión, no lo es. La madera es porosa y puede absorber estas sustancias. Además, los jabones perfumados dejan un rastro de olor que podría pasarse a la hierba mientras se tritura.

Para conseguir una protección adicional, frota de vez en cuando la superficie del grinder con un aceite inoloro de grado alimentario (como el de canola). Sumerge un paño limpio en un poco de aceite y aplícalo con cuidado; esto hará que la madera tenga un aspecto brillante y suave, y puede que también sirva para impedir que el kief y otros residuos se adhieran a ella. Deja que se seque completamente antes de usarlo.

Por último, si tu grinder tiene cierre magnético, asegúrate de que no haya hierba pegada entre los imanes que le impidan cerrarse correctamente.

CUÁNDO LIMPIAR EL GRINDER

No hay una frecuencia fija para limpiar un grinder. Si notas que se atasca, se vuelve incómodo, o simplemente no tritura tan bien como antes, es probable que sea el momento de darle un poco de cariño.

Recuerda: los grinder están diseñados para hacer tu vida más fácil, no más difícil. Si limpias tu grinder de forma habitual y sigues los consejos básicos de este artículo, podrás disfrutar siempre de un triturado delicado y uniforme, lo que contribuirá a una mejor combustión, caladas más agradables y una sesión más grata en general.