Semillas de marihuana vs. Esquejes: ¿Qué es lo mejor para ti?


Semillas de marihuana vs. Esquejes: ¿Qué es lo mejor para ti?

Si eres nuevo en el cultivo de marihuana y estás pensando en plantar por primera vez, una de las preguntas que te harás es si deberías comenzar a partir de semillas o de esquejes. Hay muchos factores que intervendrán en esta decisión. Entender las diferencias fundamentales entre estos dos métodos de cultivo y cómo afectarán a tu producto final es clave para tomar la decisión acertada.

¿QUÉ ES UN ESQUEJE?

Para clonar marihuana no hay que ser un científico loco o violar leyes internacionales de ética. Clonar, aunque parezca un concepto venido del futuro, es el simple duplicado de una variedad usando un esqueje de una planta madre. Es rápido y sencillo, pero tiene ciertas desventajas y limitaciones.

Los esquejes tienen algunas características ventajosas. Dado que simplemente estás sacándolos de la planta madre para cultivar un clon, los genes serán idénticos. Si cortas un esqueje de una planta femenina, obtendrás otra planta femenina. Además, también puede permitir ahorrar tiempo. Usar un esqueje acorta tu ciclo de cultivo, al eliminar los procesos de la germinación, del plantón y la primera parte de la etapa vegetativa. Una vez el sistema radicular del esqueje se estabiliza, se puede trasplantar en macetas más grandes para la fase vegetativa.

Aunque recurrir a los esquejes puede parecer una forma rápida y fácil de repoblar tu plantación, pueden ser complicados de cuidar y tienen varios inconvenientes importantes. No nos malinterpretes, sin duda puedes cultivar marihuana de calidad a partir de esquejes, y además puedes hacerlo en poco tiempo. El problema es que si eres nuevo en el mundo del cultivo de marihuana o simplemente buscas la máxima calidad y abundancia en tus cosechas, hay métodos más adecuados para ti.

Si eres un cultivador casero y tienes curiosidad por saber cómo se repueblan los cultivos industriales, puedes estar seguro de que fundamentalmente usan esquejes, por no decir siempre. Son rápidos, fáciles y se pueden ajustar a un calendario muy estricto. En definitiva, si entiendes el proceso de cultivo, sabrás que nunca conseguirás hierba de la mejor calidad en plantaciones comerciales a escala industrial. Esto se debe a la utilización de técnicas pensadas para la producción en masa.

Un problema de los esquejes es que necesitan condiciones muy específicas para enraizar adecuadamente. Una vez el esqueje se corta de la planta madre, se trata con una hormona que activa el crecimiento de las raíces. Posteriormente, el esqueje se inserta en un bloque de espuma que retiene agua y nutrientes para alimentar al nuevo brote independiente. A medida que la espuma se seca, fuerza a las nuevas raíces en desarrollo a estirarse en busca de nutrientes.

Para conseguir que nuestros esquejes prosperen, necesitaremos una habitación exclusiva para su desarrollo, con la iluminación, la temperatura y los niveles de humedad adecuados. Los esquejes necesitan humedades relativas superiores, mayor exposición a la luz y temperaturas más cercanas al extremo superior de la escala.

Uno de los aspectos más complicados de trabajar con esquejes es la fiabilidad de su origen. La gran mayoría de las plagas de ácaros de los cultivos industriales procede de esquejes contaminados comprados externamente. Con un esqueje comprado en una tienda o procedente de un amigo, te expones al riesgo de contaminación, no sólo de ácaros, sino también de mildiu polvoriento.

ENTENDER LAS SEMILLAS

Las plantas crecen a partir de semillas. Creo que todos entendemos esto. Si has crecido teniendo que revisar todas las bolsitas de hierba que comprabas para sacar todas las semillas, probablemente no seas el único. Ese tipo de semillas dejaban un mal sabor de boca al fumarlas, literalmente. Estas semillas que te encontrabas en tu bolsa de hierba cutre, se debían a la polinización involuntaria de las hembras con machos que crecían cerca de ellas.

No sólo no son buenas para el cultivo, básicamente se pueden convertir en una pesadilla en todos los aspectos. Para producir buenas semillas que puedas sembrar en casa, los bancos tienen que tomar todas las precauciones posibles para cultivar las plantas macho y hembra con el mejor pedigrí. Luego aplican sus programas de cruce para darle a la variedad resultante las características deseadas.

VENTAJAS DE CULTIVAR CON SEMILLAS

VENTAJAS DE CULTIVAR CON SEMILLAS

Las tendencias en el cultivo casero han ido cambiando en los últimos años. El movimiento hacia plantaciones más naturales ha transformado este mercado. La razón de esto es que las plantas se suelen desarrollar mejor en entornos más naturales.

Germinar marihuana a partir de semillas es el primer paso para conseguir una plantación más natural. El cannabis debería crecer, florecer y finalmente morir en cada temporada de cultivo. Nunca fue creado para tener una vida eterna en forma de planta madre para obtener esquejes.

Existe cierto debate en torno a la longevidad de los clones y acerca de si sus resultados empeoran con el tiempo. Es difícil posicionarse, pero algunos afirman que tras muchas generaciones de esquejes, la calidad general empieza a caer en picado.

Una de las limitaciones de los esquejes es la carencia de lo que se denomina vigor híbrido. El vigor híbrido se refiere a la ventaja biológica que presentan las plantas criadas a partir de dos padres. Las plantas nacidas de una semilla obtenida con dos padres distintos suelen desarrollar mejor capacidad para absorber nutrientes, resistir mohos y plagas y tienden a producir cosechas más grandes y compactas.

Parte de la justificación de la mayor durabilidad y fortaleza general de las plantas criadas con semillas se basa en su sistema radicular. Cuando cortas un esqueje y estimulas el crecimiento de sus raíces con hormonas, el resultado final es una maraña de raíces finas y delicadas.

Cuando germinas una semilla de marihuana, lo que terminas obteniendo es una estructura radicular mucho más gruesa y corpulenta. Este sistema radicular más denso, tiene una mayor capacidad de absorción de nutrientes y se puede desarrollar mejor a lo largo del suelo, si cultivamos en exterior.

En lo que respecta a adquirir semillas de marihuana, hazlo siempre mediante bancos de semillas fiables. Los bancos de semillas son especialistas en cultivar cruzar cepas seleccionadas para producir semillas de la mejor calidad.

Comprar en bancos de semillas también te ofrece más variedad de la que puedes encontrar en cualquier otra parte. ¿Quieres índicas? ¿Sativas? ¿O híbridas? Los bancos de semillas son los profesionales a los que recurrir cuando quieres encontrar las mejores variedades de cannabis y apostar sobre seguro.

CONCLUSIÓN

A veces, cuando quieres poner en marcha tu cultivo, las opciones para obtener los medios necesarios pueden parecer limitadas. Si tienes un colega que cultiva, te tienes que limitar a coger clones de la variedad que él tenga. Si encuentras una variedad que te gusta, aún así probablemente te lleves contigo los problemas que tu amigo tenga en su plantación.

Aunque clonar marihuana es una solución rápida y sencilla, no te ofrecerá la máxima calidad ni el mejor rendimiento cuando llegue la cosecha. Las plantas, por naturaleza, crecen a partir de semillas. ¿Quiénes somos nosotros para decidir que podemos mejorar ese proceso de la naturaleza?

Las plantas de marihuana cultivadas a partir de semillas desarrollan un sistema radicular más robusto y natural, que permite un mejor producto final en todos los aspectos. Adquirir tus semillas en bancos fiables es la mejor decisión que puedes hacer cuando te decidas a empezar en este mundo.