10 alternativas al agua del bong que mejoran el sabor de tu hierba


10 alternativas al agua del bong que mejoran el sabor de tu hierba

¡No te bebas el agua del bong! Obviamente, esto no es ninguna novedad, ya que el agua del bong suele ser asquerosa. Pero deberías saber que existen alternativas para llenar tu bong. Hay algunas que incluso mejoran tu experiencia de fumada. Otras están tan ricas que hasta podrías plantearte beber el agua del bong (¡ni se te ocurra!).

El filtro estándar para bongs y pipas de agua es agua corriente del grifo a temperatura ambiente. Se supone que filtra algunas de las sustancias tóxicas que contiene el humo del cannabis mientras ofrece al mismo tiempo una experiencia de fumada más suave.

Sin embargo, los foros cannábicos están repletos de discusiones sobre alternativas a este clásico de toda la vida, y hay consumidores que afirman sustituir el agua de sus bongs con todo tipo de líquidos, desde soda hasta leche.

Entonces, ¿cómo escoger cuáles de esas opciones vale la pena probar?

No podemos decidir por ti, pero podemos ayudarte con una selección de nuestras 10 alternativas preferidas para sustituir el agua del bong. Así que, ¿a qué estás esperando? ¡Prepara el bong y pruébalas por ti mismo!

LAS MEJORES ALTERNATIVAS AL AGUA DEL BONG

1. AGUA FRÍA

Algunos consumidores aseguran que el agua fría es una alternativa excelente al agua del tiempo para el bong, y estamos totalmente de acuerdo.

La próxima vez que fumes, añade cubitos de hielo en abundancia al agua para disfrutar de una experiencia de fumada completamente diferente.

Los cubitos de hielo ayudan a enfriar el humo mientras se filtra. También permite que las caladas sean más suaves y potencia algunos de los sabores del cannabis, lo cual es perfecto para aquellos consumidores que quieren disfrutar de todos los matices de sus cogollos.

2. TÉ

El té es otra alternativa popular al agua de toda la vida, y estamos de acuerdo en que añade un toque muy agradable a la experiencia de fumada tradicional en un bong.

De forma similar al agua fría, el calor del té parece suavizar y alargar las caladas. Aunque en realidad los sabores del té no son perceptibles cuando das caladas, sus aromas sí están presentes.

Además, el calor del té también calienta tus manos mientras fumas, algo que puede ser muy interesante en invierno.

Simplemente hierve un poco de agua, infusiónala con un té herbal aromático (las combinaciones de frutos rojos de Lipton y Twinnings funcionan muy bien), y échala en tu bong.

Recuerda que si el cristal no es de buena calidad, puede estallar cuando le añadas agua, así que deberás estar seguro de que tu bong puede resistir la temperatura.

Evita usar agua caliente en bongs acrílicos, ya que probablemente termines inhalando humos del plástico junto con los de la hierba.

Si prefieres fumar con agua fría, prueba a hacer el té y dejarlo enfriar a temperatura ambiente. Añádelo luego a tu bong con unos cubitos de hielo y tendrás un bong con té helado. ¡Delicioso!

3. AGUA INFUSIONADA

AGUA INFUSIONADA

Muchos fumetas deciden infusionar el agua del bong con todo tipo de aditivos, desde hojas de menta y mondas de cítricos hasta aceites esenciales, y creemos que deberías probarlo.

Aquí os dejamos algunos de los ingredientes más habituales para infusionar el agua del bong:

  • Hojas de menta
  • Cáscaras de cítricos (como naranja o limón)
  • Fresas
  • Genjibre

Escojas el ingrediente que escojas, te sugerimos añadirlo a una jarra de agua fría y dejarlo reposar en el frigorífico durante al menos un par de horas.

Otra opción es hervir los ingredientes en agua durante 5-10 minutos y luego dejar que enfríe. Esto contribuye a que el agua absorba más sabores y aromas.

Cuando estés listo para fumar, llena tu bong con el agua y añade unos cubitos de hielo. También puedes fumar con la infusión caliente, aunque la experiencia será bastante similar a la de usar té.

Artículo relacionado

4. AGUA CON SABOR A FRUTA

Añadir aromas afrutados al agua del bong, sin duda aportará más sabor a tu experiencia de fumada.

Puedes usar todo tipo de aditivos de frutas, como Tang o Zuko. En cualquier caso, simplemente añádelo a tu agua siguiendo las instrucciones del envase y luego llena tu bong con la mezcla y unos cubitos de hielo.

En comparación con las demás alternativas de esta lista, ésta es, sin lugar a dudas, la que más sabor aporta a la fumada.

Recuerda lavar bien tu bong después de haber probado esto. La mayoría de concentrados de frutas contienen mucho azúcar, lo cual dejará tu bong muy pegajoso si no se limpia con cuidado.

5. ZUMO DE ARÁNDANO

Se trata de otra gran opción para quienes quieran añadir un sutil toque afrutado a su experiencia de fumada en bong. Aunque los sabores son, como decimos, bastante sutiles, los paladares más aventajados deberían percibirlos sin problema.

Puedes echar el zumo de arándanos a tu bong a temperatura ambiente, o al igual que con el agua, mezclarlo con hielo para disfrutar de un efecto refrescante.

Según la mayoría de fuentes en internet, la acidez del zumo de arándanos ayuda a mantener el cristal limpio durante más tiempo, algo muy positivo para quienes nunca encuentran motivación suficiente para lavar su bong a menudo.

6. GATORADE

Usar Gatorade o bebidas similares para sustituir al agua del bong es una alternativa muy popular. Al igual que con el zumo de arándanos, el sabor de estas bebidas isotónicas es muy sutil, y generalmente se percibe en la exhalación.

Recuerda que se trata de bebidas azucaradas, así que asegúrate de limpiar el bong tras cada uso si decides usar Gatorade como agua para tu bong.

Artículo relacionado

7. VINO

Usar vino como líquido filtrante para el bong es una nueva moda.

A la mayoría de los consumidores les preocupa inhalar humos del alcohol, y tienen motivos para ello. Los humos de bebidas con gran concentración alcohólica pueden ser peligrosos y extremadamente tóxicos.

Sin embargo, teniendo en cuenta el bajo contenido de alcohol del vino, conlleva un riesgo mucho menor que, por ejemplo, el vodka.

Si quieres probar a usar vino en sustitución del agua en tu bong, intenta que sea un vino tinto dulce y de cuerpo medio, como un Malbec. Por otra parte, podrías probar un Lambrusco ligeramente espumoso, ya que la carbonatación cambiará la textura del humo.

8. NIEVE O HIELO PICADO

NIEVE O HIELO PICADO

Ésta es probablemente una de las alternativas más simples como reemplazo para el agua del bong. Si nieva donde vives, sal afuera, coge varios puñados de nieve blanca y pura (no de esa nieve amarilla), y échalas en tu bong para disfrutar de unas caladas ultra suaves.

Si no nieva donde vives, puedes usar hielo picado muy fino en su lugar.

Quizás tengas dificultades para inhalar a través del hielo o la nieve debido a su consistencia. Si esto te supone un problema, siempre puedes arreglarlo añadiendo un poquito de agua y esperar unos minutos a que la nieve o el hielo se derritan. Esto facilitará el paso del humo desde el bol y a través del hielo.

También puedes añadir algún aditivo de frutas artificial para aportar sabor y color a la nieve. Los granizados también funcionan muy bien, aunque dejarán el bong extremadamente pegajoso.

9. ZUMO

Si quieres incorporar sabores afrutados naturales a tus caladas, merece la pena probar un bong con zumo.

Algunos de los zumos más populares como alternativa al agua del bong son los de manzana, naranja, mango y pomelo. Sólo tienes que experimentar y descubrir cuál es tu favorito.

Simplemente recuerda que los zumos contienen muchos azúcares naturales, así que tendrás que limpiar tu bong a menudo para evitar que se deteriore al adherirse a sus paredes.

10. AGUA CON GAS

De entre las alternativas al agua que seleccionamos en esta lista, estamos sin duda ante nuestra favorita.

Nuestra recomendación es usar agua carbonatada con sabores (no confundirla con bebidas gaseosas), como las que comercializan Nestlé, Schweppes o San Pellegrino. Algunos de los sabores más interesantes para probar son lima, limón, naranja sanguina, pomelo o frambuesa.

En cualquier caso, el sabor que aportan estas bebidas es también muy suave, aunque sí ofrece unos matices agradables que enriquecen tu experiencia de fumada. Lo mejor de todo es que la carbonatación cambia por completo la textura del humo, que parece burbujear y cosquillear tu boca ligeramente cuando inhalas.

Para obtener mejores resultados, aconsejamos mezclar el agua carbonatada con mucho hielo para enfriar el humo y conseguir una experiencia totalmente única.

¿CÓMO SE LIMPIA UN BONG?

Los bongs se ensucian con el uso, y de vez en cuando necesitan una limpieza a fondo. Incluso si solo usas agua, la cámara puede ponerse de color marrón, y el tubo y la boquilla podrían decolorarse con el tiempo. Pero si utilizas zumo o vino en lugar de agua, las cosas podrían ponerse especialmente pegajosas.

Existen varios remedios caseros para limpiar un bong. Uno de ellos consiste en llenarlo de agua caliente y dejarlo reposar durante un rato. Cubre todos los orificios con los tapones para limpieza Resolution, y agita bien para llegar a todos los rincones. Cuando se enfríe, vacía el bong y frota las paredes con un limpia pipas. Los limpia pipas Black Leaf miden 30cm de longitud y son ideales para llegar a todas partes y limpiar bongs de todos los tamaños.

Dicen que una mezcla de zumo de limón y vinagre es muy efectiva para acabar con las manchas rebeldes. Te aconsejamos limpiar el tallo del bong con un limpia pipas, para garantizar caladas sin ningún tipo de obstrucciones.

Hay ciertos productos que han sido especialmente desarrollados para ayudar con la limpieza de los bongs, como el limpiador Bong Master. Este producto viene en forma de un polvo que se añade al bong junto con agua caliente. Deja reposar durante 5 minutos, vacía el líquido, y volverás a tener un dispositivo impecablemente limpio.

Otra opción estupenda es el limpia pipas concentrado Kulu. Este líquido es completamente natural y se utiliza para eliminar manchas difíciles de todo tipo de materiales, del vidrio al plástico.

Y por último, el limpiador Pow! Pow!, un producto diseñado para cuando tu bong necesita una limpieza completa y a fondo. Solo hay que añadir un poco de agua caliente, echar el líquido en el bong, poner los tapones, y agitar. Cuando se enfríe, aclara el bong y listo.

NO TE BEBAS EL AGUA DEL BONG

El agua marrón de los bongs no es una bebida apetitosa. Pero después de fumar unas cuantas cazoletas con zumos de frutas o vino, podrías sentir la tentación de ingerir el contenido del bong. Aunque seguramente tenga un sabor horrible, por el alquitrán, la ceniza, etc., el agua de bong contiene cantidades residuales de THC.

Los cannabinoides no son solubles en agua, pero la ciencia ha comprobado que unas cantidades pequeñas de esta molécula se quedan atrapadas en el agua del bong tras filtrarse el humo. La palabra clave es "filtrar". Los bongs ofrecen caladas suaves porque las sustancias desagradables se quedan en el agua. Beber el agua de un bong echa por tierra el objetivo con el que se fuma, y además no es bueno para la salud. Si quieres recibir más THC tras unas caladas de bong, vuelve a llenar la cazoleta o líate un canuto.