Por qué deberías usar un grinder para picar tu hierba


Por qué deberías usar un grinder para picar tu hierba

Para muchos, picar la hierba es un paso previo habitual en el proceso del consumo de cannabis. Aunque los grinders son probablemente la herramienta más habitual para deshacer los cogollos, algunos usuarios aún prefieren otros métodos. Pero ¿por qué debes invertir 10€ en un grinder en tu tienda de barrio cuando podrías simplemente deshacer tus cogollos con las manos, un cuchillo, o cualquier otro método?

Los cannabinoides (como el THC y el CBD) y los terpenos (como el mirceno y el limoneno) se encuentran en sus concentraciones más altas en los tricomas de los cogollos de cannabis. Se trata de los diminutos cristales que dan esa apariencia blanquecina a la hierba de gran calidad.

Necesitas moler tu hierba por dos razones principales; en primer lugar para obtener una Para conseguir una combustión decente y uniforme en tu porro, blunt o pipa, y en segundo lugar para calentar uniformemente tantos de estos tricomas como sea posible y así extraer todos los beneficios de la materia vegetal cannábica.

La consistencia a la que picas tu hierba depende de tus preferencias personales y de la forma en que sueles consumirla. Si te gusta fumar con bong, por ejemplo, no querrás moler tu hierba demasiado fina, ya que podría entrar en el conducto y hacer que las caladas se vuelvan más ásperas.

Hay grinders de numerosas formas y tamaños, y están hechos de distintos materiales. Los diferentes grinders ofrecen ventajas distintas, y cada consumidor tiene sus preferencias en lo que respecta a esta herramienta clave para fumar. "Cuanto más caro, mejor" es una regla que suele aplicarse a la hora de comprar cualquier cosa, pero no siempre es adecuada cuando se busca el grinder que mejor se adapta a tus necesidades.

Algunos fumadores prefieren la sencillez que ofrece un grinder de una sola cámara. Solo tienes que poner dentro la flor, girarlo un par de veces, y ya tienes tu hierba triturada y lista para liar un canuto. Sin embargo, otros consumidores de marihuana prefieren las particularidades de modelos con 3 o 4 cámaras. Estos dispositivos convierten el cannabis en un polvo fino, e incluso tamizan los tricomas y los recogen en una bandeja situada en la parte inferior.

También hay que tener en cuenta la estética y el material utilizado. Los grinders de metal tienen un aspecto impresionante, y sus dientes afilados hacen un trabajo excelente desmenuzando las flores. Además, son muy difíciles de romper. Los grinders de madera son elegantes y rústicos, y una estupenda incorporación a cualquier colección de cajas y bandejas para liar de madera. Por último, los grinders de plástico no son de los más bonitos, pero son resistentes y hacen muy bien su trabajo.

¿POR QUÉ UTILIZAR UN MOLINILLO DE HIERBA?

Bien, ahora ya sabes por qué deberías moler tu hierba. Pero, ¿por qué te deberías molestar en hacerlo con un molinillo o grinder? Después de todo, hay muchas maneras de triturar la hierba que no implican desembolsar el dinero que tanto te cuesta ganar por un accesorio que realmente no parece ser imprescindible.

Si dudas sobre la necesidad de usar un grinder, aquí tienes unas cuantas sencillas razones que deberías plantearte.

MEJOR CONSISTENCIA

Utilizar un grinder es la mejor forma de asegurar que tu hierba esté picada en una consistencia homogénea. Esto es importante para asegurar una extracción uniforme de los compuestos dentro de la planta, tanto si utilizas un vaporizador o un método tradicional como una pipa o un bong.

Si fumas porros o blunts, utilizar hierba picada adecuadamente es también muy importante, ya que asegura una combustión uniforme total y hace que sea fácil de liar.

Aunque métodos de toda la vida, como el típico "vaso de chupito y tijeras", funcionan bien en una situación de emergencia, un molinillo es una manera mucho más simple de asegurar que tu hierba quede siempre triturada con una consistencia uniforme.

PIPAS MÁS COMPACTAS Y LLENAS

PIPAS MÁS COMPACTAS Y LLENAS

Algunos usuarios de cannabis defienden que al colocar cogollos ligeramente triturados (o incluso enteros) en sus pipas y bongs, se producen fumadas más densas y más potentes. Sin embargo, nosotros creemos que picar la marihuana produce las mejores caladas tanto en un bong como en un porro.

Esto es porque al triturar tu hierba puedes llenar más, y con mayor densidad la cazoleta de la pipa. Por supuesto, quizás termines usando más hierba para llenar completamente la cazoleta, pero puedes simplemente dejarlo a la mitad si prefieres.

Utilizando hierba picada, aumentas el volumen de cannabis en tu pipa, lo que produce una combustión más limpia y potente. También te resultará más fácil dar caladas a una cazoleta con cogollos picados, permitiendo una experiencia más agradable y fumadas más potentes.

VAPOR DENSO Y POTENTE

Si utilizas un vaporizador, es vital que uses hierba molida correctamente. Los vaporizadores funcionan calentando el aire alrededor de un producto (calentamiento por convección) o la superficie debajo de él (calentamiento por conducción). Al triturar tu hierba logras exponer una mayor superficie a este calor, lo que esencialmente permite una mejor extracción de los compuestos de los cogollos.

Si colocaras un brote entero dentro del vaporizador, simplemente no podrías obtener vapor denso y consistente, ya que el calor del calefactor no sería suficiente para alcanzar el centro del brote. Además, probablemente tendrías que subir la temperatura de tu vaporizador, corriendo el riesgo de quemar tu hierba e inhalar humo en lugar de vapor.

¡APROVECHA ESE KIEF!

¡APROVECHA ESE KIEF!

¿A quién no le gusta el kief? Ya sea rociado en pipas o cigarrillos o utilizado para hacer el asesino hash casero, el kief es el concentrado preferido entre usuarios de cannabis, tanto recreacionales como médicos.

El Kief se elabora cuidadosamente separando los tricomas, esos diminutos pelos escarchados que se encuentran en los brotes de cannabis, del resto de la materia vegetal para producir un concentrado rico en cannabinoides. Este proceso ocurre naturalmente cada vez que manipulas o mueles hierba y, gracias a la nueva tecnología de molienda, ahora puedes aprovechar todo ese kief que de otro modo perderías.

Para asegurarte de no desperdiciar más todo ese precioso kief cada vez que fumes, recomendamos invertir en un molino de 4 piezas con un colector de kief/polen.

Aparte de espolvorear el kief en blunts y cazoletas de bong, hay muchas otras formas creativas de consumir esta potente sustancia. Uno de los mejores usos del kief es recubrir moonrocks, una de las fuentes más potentes de cannabinoides conocidas por el ser humano. Las moonrocks consisten en un cogollo empapado de un concentrado pegajoso, como por ejemplo, aceite de cannabis. Una vez que se ha aplicado este recubrimiento, se mete el cogollo en un recipiente con kief, para darle un toque extra de potencia.