Con el punto, colocado, puesto o ciego: ¿Qué diferencia hay?


Con el punto, colocado, puesto o ciego: ¿Qué diferencia hay?

Si fumas, vapeas o ingieres cannabis y no te estás tratando ninguna enfermedad, tu principal objetivo es modificar el estado de tu mente, a no ser que te dediques a hace alguna otra cosa rara. Continuamente se crean nuevos términos argóticos para definir los efectos psicoactivos de la marihuana, pero vamos a quedarnos con el punto, el subidón, el colocón y el ciego para esta explicación.

Echemos un vistazo a cada uno de ellos para que sepas de qué van:

CON EL PUNTO: TENUE Y AGRADABLE

Se está con el punto cuando se fuma solamente un poco de hierba, o cuando se empieza a sentir su efecto. Este efecto puede ser cerebral o corporal, y es una sensación leve y agradable con la que muchos fumadores se conforman cuando fuman durante el día. Para otros, es el principio de un efecto más fuerte e intenso. A veces, se siente como un hormigueo en la piel, que comienza en la cabeza y va pasando por todo el cuerpo.

Advertencia: Algunas variedades de marihuana tienen un efecto que no se nota al principio, pero que sorprende de repente. Por lo que aunque fumes lo que parece una cantidad pequeña, empezarás sintiendo el hormigueo y, después de unos 30 minutos, te pillará por sorpresa y estarás completamente colocado. Si no te gusta que ocurra esto (como si eso fuera posible), ve despacio con cada nueva variedad hasta que sepas cómo te afecta.

EL SUBIDÓN: EUFÓRICO, ENERGÉTICO O PSICOACTIVO

Cuando la gente habla de un subidón, se refiere a cómo les afecta la maría a la mente. Las variedades Sativas puras o de predominancia Sativa proporcionan un efecto alegre y eufórico que mejora el estado de ánimo, aumenta los niveles de energía y estimula la imaginación. Algunas Sativas, pero no todas y tampoco para todo el mundo, pueden inducir efectos psicodélicos que hacen que alucines y tengas visiones.

Advertencia: Algunas personas no toleran las Sativas fuertes, y en vez de sentirse alegres y animadas, sienten ansiedad, nervios y paranoia, incluso si no tienen tendencia a estas sensaciones cuando están sobrias. Esta clase de hierba incrementa esos sentimientos en personas que ya tienen algún tipo de problema o trastorno de ansiedad. Las Sativas pueden ser muy divertidas, pero se deben consumir con moderación, y únicamente por parte de fumadores con experiencia.

Artículo relacionado

EL COLOCÓN: RELAJANTE, CALMANTE O DE EFECTO SOFÁ

Colocarse consiste en relajar y distender el cuerpo, y esta sensación la proporcionan las variedades Indicas o de predominancia Indica. Este tipo de marihuana también relaja la mente, lo que agrada a muchas personas, pero no es un efecto psicoactivo ni energético.

Dependiendo de muchas cosas, como la potencia de la variedad y tu reacción individual, podrás sentir desde una relajada calma a un completo efecto sofá. La mayoría de los fumadores reservan las Indicas más fuertes para las tardes-noches o los fines de semana, para poder desconectar y disfrutar de su efecto sin tener que preocuparse de nada más.

Artículo relacionado

SUBIDÓN Y COLOCÓN: EQUILIBRIO ENTRE EFECTO FÍSICO Y CEREBRAL

Algunos tipos de marihuana inducen un subidón y un colocón a la vez. Si suena como lo que buscas, consigue una marihuana que tenga una cantidad igual, o casi igual, de genes Indica y Sativa. En términos técnicos, es lo que se conoce como un híbrido. En el mercado actual, hay muchos más híbridos que variedades puras, así que si te encuentras en un entorno en el que tienes que aceptar lo que te ofrezcan en lo que respecta a la marihuana, lo más seguro es que fumes siempre mezclas, y mucha gente prefiere este tipo de hierba.

Sin embargo, numerosos factores pueden desequilibrar el mismo híbrido de forma que induzca un mayor subidón o un mayor colocón. En general, estos factores son:

  • Cosecha temprana = mayor subidón
  • Cosecha tardía = mayor colocón
  • Nivel bajo de CBD = mayor subidón
  • Nivel alto de CBD = mayor colocón
  • El perfil de terpenos puede cambiar el efecto de ambas formas

CIEGO, COLGADO, AMARILLO: CUANDO TE PASAS DE LA RAYA

Estar ciego es lo contrario a estar con el punto - es cuando has sobrepasado tus propios límites y has fumado demasiado. Para algunas personas, es una sensación muy incómoda, y necesitan espabilarse de inmediato. Para otros, es exactamente lo que buscan.

Algunos síntomas de un buen ciego incluyen: ojos muy rojos, risa incontrolable, felicidad desmesurada, hambre insaciable, un agradable entumecimiento y, para algunos, un videojuego tras otro.