12 consejos para mantener la temperatura baja en verano


12 consejos para mantener la temperatura baja en verano

¿A quién no le gusta disfrutar de un buen canuto en un soleado día de verano? El cielo está azul, los pájaros cantan y la temperatura va en aumento.

Genial, pero si eres un cultivador de interior y no estás preparado, tu cultivo podría echarse a perder con este calor. Algunos dejan de cultivar durante un verano caluroso.

No pasa nada si puedes pasarte al cultivo exterior, pero para la mayoría, es dentro o nada de hierba. No temas al sol, estimado lector. Tenemos 12 consejos para ayudarte a lidiar con un verano caluroso.

MONTAJE CORRECTO DE VENTILADORES DE ENTRADA Y SALIDA

Independientemente de si utilizas un armario o cuarto de cultivo, es esencial que coloques los ventiladores correctos en el lugar adecuado. Asegúrate de que sean lo bastante grandes para tu cultivo.

Si vas a montarlos en el techo de un armario de cultivo, asegúrate de que el armazón vaya a soportar su peso, y fija el ventilador con cadenas y/o sujetacables. Es mejor y más seguro tener ventiladores potentes operando con una configuración baja o media, que tener un montón de ventiladores pequeños funcionando a pleno rendimiento.

AIRE ACONDICIONADO

Un acondicionador de aire es la solución más fácil y elegante para combatir el excesivo calor del verano en el cuarto de cultivo. Pero si vives en un país frío, lo más probable es que tu vivienda tenga calefacción central en lugar de aire acondicionado.

Una unidad portátil de aire acondicionado es suficiente, y podrías encontrarla en tu tienda de cultivo local, y si no, en internet. La única desventaja del aire acondicionado es que es caro.

AÑADE CO2

Está demostrado que añadir CO2 engorda los cogollos y aumenta los rendimientos de la marihuana. Esta técnica de cultivo es muy apta para operaciones comerciales y muy popular entre los cultivadores con más experiencia.

Además, los niveles altos de CO2 generan una mayor temperatura en el cuarto de cultivo, y es una forma de aprovechar las temperaturas altas. Sin embargo, el cultivador casero que duerme en la habitación de al lado tendrá que tener cuidado y conformarse con un sistema pasivo en lugar de manipular depósitos de CO2.

LUCES HID ENFRIADAS POR AIRE

Las lámparas HPS y MH de la vieja escuela emiten mucho calor además de luz. Elimina ese exceso de calor y cultiva durante todo el año enfriando con aire las luces HID.

Lo único que necesitas es un ventilador extra y unos tubos conectados a un reflector de aire fresco, para succionar el calor del armario de cultivo.

CULTIVA DE NOCHE

CULTIVA DE NOCHE

Un simple truco para evitar las temperaturas diurnas es cultivar por la noche. Las temperaturas nocturnas suelen ser más bajas, y las luces son las que dictan el ciclo día/noche de tus plantas, así que ni siquiera se darán cuenta.

Además, la electricidad en es más barata en horas valle, con lo que también ahorrarás dinero.

AISLA EL CULTIVO

En un cuarto de cultivo bien aislado y debidamente cerrado es más fácil mantener unas condiciones ambientales óptimas. El objetivo es acordonar los efectos del clima exterior y conservar un microclima interior adecuado.

COLOCA LOS BALASTOS FUERA DEL ARMARIO

Se recomienda montar los balastos, los paneles de control, y otros dispositivos eléctricos, fuera del armario de cultivo y en la pared. Ser ordenado en lo que respecta a la electrónica, no sólo te ahorrará unos grados, también podría salvar tu vida.

Los balastos y el equipo de cultivo acumulan calor, y lo mejor es mantenerlos fuera del área de cultivo y lejos del suelo.

FLUJO INTERIOR DE AIRE

Tener una buena circulación de aire dentro del espacio de cultivo es relativamente fácil con la ayuda de un ventilador de pie y/o varios ventiladores de pinza, si no tienes demasiado sitio. Una suave brisa refrescará a las plantas de cannabis y las ayudará a mantenerse rígidas.

CUBOS CON HIELO

A grandes males, grandes remedios. Si estás arruinado y hace mucho calor, la forma más fácil de disminuir un poco la temperatura es con unos cubos de hielo.

Llena unos cuantas botellas de plástico con agua y mételas al congelador durante unas horas, o si tienes un frigorífico americano, vacía el dispensador de hielo en un cubo y llénalo de nuevo.

TUBOS

Las curvas y dobleces de tus conductos reducen la eficiencia de los ventiladores. Elimínalos e intenta no tener demasiadas curvas o dobleces. Si el tubo que conecta al reflector o al ventilador de salida tiene prominencias o está mal puesto, se acumulará el calor.

Asimismo, los conductos mal encajados que cuelguen del ventilador de entrada reducirán el volumen de aire fresco. Consigue un rollo de cinta adhesiva y mantén los tubos rectos.

USA UN BALASTO REGULABLE

Los balastos regulables aportan mucha flexibilidad durante los calurosos meses del verano. Si hace mucho calor, reduce la energía que irradia la lámpara. Con ello también se reducirán los lúmenes, y como consecuencia, los rendimientos.

No es una solución perfecta, pero los balastos regulables pueden reducir el calor del cuarto o armario de cultivo durante los días más calurosos del verano.

INVIERTE EN LUCES LED

Las luces LED son el remedio perfecto para el cultivador de interior empeñado en cultivar cuando la temperatura exterior es muy alta. Lo bueno de las LED es que convierten la mayor parte de la energía en luz, en lugar de calor. De momento, el único inconveniente de las LED de última generación es su precio.

Pero si te lo puedes permitir, la compra de LED es una estupenda inversión a largo plazo, y una vez que adquieras un poco de experiencia, podrás obtener mayores rendimientos y cogollos más potentes.

Si esta docena de consejos no te ayuda a reducir el calor de tu cuarto de cultivo en un caluroso verano, siempre te puedes mudar a Alaska, y pronto no te acordarás de lo que es el calor, y allí la marihuana es legal.