¿Qué Es La Anandamida Y Cómo Ayuda Al Consumidor De Marihuana?


¿Qué Es La Anandamida Y Cómo Ayuda Al Consumidor De Marihuana?

La anandamida, también conocida como la "molécula de la felicidad", es una sustancia producida por nuestro propio cuerpo y que se adhiere a los receptores cannabinoides. En sí misma, se considera un endocannabinoide estimulante del estado de ánimo y un neurotransmisor que presenta una estructura química muy similar a la del THC. Además se le atribuyen una serie de beneficios para la salud. Está bien saber que está ahí, pero ¿qué es exactamente? ¿Qué implica para los consumidores de cannabis?

La anandamida, científicamente conocida también como N-arachidonoylethanolamina o AEA, es un neurotransmisor y cannabinoide generado de forma natural por el cuerpo humano (lo que lo convierte en un endocannabinoide). Tiene una estructura molecular muy similar a la del tetrahidrocannabinol (THC), el principal compuesto psicoactivo del cannabis.

Se produce en las membranas celulares y los tejidos del cuerpo. Se sintetiza a partir de N-arachidonoyl fosfatidiletanolamina y es descompuesta por una enzima conocida como ácido graso hidrolasa amida (o FAAH) para convertirla en etanolamina y ácido araquidónico.

La anandamida interactúa tanto con los receptores CB1 como CB2 del cerebro y se considera una molécula muy frágil que se descompone rápidamente. Recibe su nombre del término "ananda", la palabra del sánscrito para referirse a alegría, felicidad y dicha, precisamente porque crea una sensación de felicidad.

La anandamida se sintetiza en partes del cerebro que se encargan de la memoria, la motivación, procesos de pensamiento complejos y control motor. También juega un papel importante en muchas funciones fisiológicas, como el control del dolor, el apetito y la fertilidad.

LOS EFECTOS DE LA ANANDAMIDA

La anandamida interactúa con los receptores cannabinoides del cerebro (los mismos que activan el THC y otros fitocannabinoides) y suele afectar al sistema nervioso central o al periférico. En el sistema nervioso central, el compuesto interactúa fundamentalmente con los receptores CB1. Mientras tanto, en el periférico suele interactuar con los receptores CB2.

La anandamida ha demostrado disminuir la proliferación de células cancerígenas. En 1998, un grupo de científicos italianos descubrió que la anandamida ralentizaba eficazmente la formación de células del cáncer de mama.[1]

Más recientemente también se determinó que la anandamida estimula la neurogénesis (la formación de nuevas células nerviosas). En 2005, un artículo de la Revista de Investigación Clínica, señalaba que la anandamida y otros cannabinoides incentivaban la neurogénesis en el hipocampo (la parte del cerebro responsable de la memoria, el aprendizaje y las emociones) y tienen efectos similares a los antidepresivos.[2]

La anandamida también ha mostrado desarrollar una función en el comportamiento respecto a la alimentación y la generación de sensaciones de motivación y placer en ratones. Un informe de 2007, publicado por investigadores del departamento de psicología de la Universidad de Michigan, mostraba que cuando se inyectaba en el cerebro anterior, la anandamida duplicaba las reacciones de "agrado" de los ratones al recibir una recompensa dulce sin afectar a sus reacciones negativas al recibir una recompensa amarga.[3]

La investigación también muestra que niveles elevados de anandamida en el cerebro podrían ayudar a aliviar los síntomas de la depresión y/o la ansiedad. Científicos de la Universidad de California y de Connecticut descubrieron que el AM1172, un cannabinoide análogo que inhibe específicamente la anandamida en el cerebro, podría ayudar a contrarrestar los efectos de estas enfermedades.[4]

CANNABIS Y ANANDAMIDA

Como mencionamos al principio, la anandamida tiene efectos similares a los del THC: provoca sensaciones de alegría y bienestar, puede incrementar el placer de comer ciertas comidas y probablemente afecte al control de multitud de otros procesos, como el apetito, el dolor y la memoria.

Teniendo en cuenta estas similitudes, algunos se apresuran a definir la anandamida como "el THC de nuestro propio cuerpo". Y, puesto que las evidencias anteriores sugieren que la anandamida podría tener un importante potencial terapéutico, muchos podrían pensar que el cannabis puede ser una vía para conseguir esos beneficios. Sin embargo, esto probablemente no fuese una decisión acertada. Al menos, todavía no.

Esto se debe básicamente al hecho de que, al igual que otros cannabinoides, aún no llegamos a comprender la anandamida y sus efectos para nuestro cuerpo en su totalidad. Además, también es importante valorar que aunque el THC puede producir efectos similares a los de la anandamida en alguna gente, puede manifestar efectos completamente distintos en hasta un 20% de la población.

¿Te acuerdas del ácido graso amida hidrolasa (o FAAH), la enzima encargada de descomponer la anandamida? Bien, genéticamente, algunos individuos producen menores cantidades de esta enzima, por lo que tienen concentraciones superiores de anandamida en su cerebro. Algunos **expertos creen, en realidad, que estos sujetos pueden experimentar más ansiedad y menos sensaciones de felicidad al consumir cannabis.

Estas incongruencias ponen de manifiesto la necesidad de seguir investigando la anandamida, cómo afecta exactamente a nuestros cuerpos, los beneficios que podría tener y cómo manipularla para poder aprovechar sus efectos.

¿CÓMO INCREMENTAR LOS NIVELES DE ANANDAMIDA?

Puesto que, aparentemente, la anandamida tiene diversos beneficios para cuerpo y mente, quizás podrías estar interesado en mantener unos niveles elevados. Hay ciertas formas de incrementar temporalmente la concentración de anandamida en el cuerpo. Entre ellos:

EJERCICIO

EJERCICIOMuchos ya conocen el "subidón del runner", esa sensación de euforia, motivación y menor sensibilidad al dolor que provoca el ejercicio. Hasta recientemente, los científicos creían que las que causaban esas sensaciones eran las endorfinas. Sin embargo, nuevos estudios sugieren una nueva hipótesis.

En 2015, un equipo de investigadores alemanes **demostró que las endorfinas producidas por nuestro sistema nervioso central tras el ejercicio no pueden generar ningún tipo de efecto en el cerebro. En cambio, la anandamida sí.[5]

Los científicos utilizaron dos grupos de ratones para verificarlo: un grupo de ratones recibió un antagonista de la endorfina y el otro recibió antagonistas de endocannabinoides. Ambos grupos se sometieron a ejercicio durante 5 horas en una rueda, para luego comprobar su sensibilidad al dolor y sus niveles de ansiedad.

El grupo que recibió antagonistas de la endorfina reaccionó de forma normal a la prueba, mostrando niveles de ansiedad y sensibilidad al dolor reducidos (signos inequívocos del "subidón del runner"). El grupo que recibió antagonistas de endocannabinoides, sin embargo, mostró los mismos niveles de ansiedad y sensibilidad al dolor que el grupo que no se había ejercitado, sugiriendo que los cannabinoides como la anandamida son en realidad los responsables de producir el "subidón del runner", no las endorfinas.

COMER CHOCOLATE

Casi todos nosotros disfrutamos comiendo chocolate. Bien, nuevos estudios sugieren que nuestro gusto por lo dulce puede ayudarnos a incrementar temporalmente los niveles de anandamida en el cerebro.

Esto se debe a una sustancia química que se encuentra en el chocolate, llamada teobromina, una sustancia similar a la cafeína que actúa como relajante en lugar de estimulante. Se **cree que la teobromina ayuda a incrementar la producción de anandamida en el cerebro y ralentiza temporalmente su descomposición.

Si te interesa probar este método natural de incrementar los niveles de anandamida en el cerebro (¿y a quién no?), asegúrate de comer chocolate negro, con mayor porcentaje de cacao. O, aún mejor, mastica cascarilla de cacao (el ingrediente natural utilizado para elaborar chocolate).

COMER TRUFAS

COMER TRUFAS

Investigadores italianos han descubierto que las trufas negras contienen anandamida natural. Aunque los hongos no pueden aprovechar la anandamida de ninguna forma, se cree que usan la sustancia para atraer a los animales para que las coman y así propagar sus esporas.

Si te apetece probar las trufas como método para incrementar tus niveles de anandamida, asegúrate de preparar la cartera. Un kilo de trufas de buena calidad puede alcanzar los 100€.

CONCÉNTRATE

Mantenerse concentrado es una sensación muy gratificante. Y no sólo porque seamos más productivos o hagamos un mejor trabajo.

La investigación señala que cuando estamos "conectados", en un estado de fluidez, nuestro cerebro produce de forma natural multitud de sustancias químicas que nos hacen sentir mejor, como serotonina, dopamina, endorfinas y, por supuesto, anandamida.[6]

Referencias

  1. ^ NCBI, The endogenous cannabinoid anandamide inhibits human breast cancer cell proliferation, recuperado November-02-2018
    Enlazar
  2. ^ NCBI, Cannabinoids promote embryonic and adult hippocampus neurogenesis and produce anxiolytic- and antidepressant-like effects., recuperado November-02-2018
    Enlazar
  3. ^ NCBI, Endocannabinoid hedonic hotspot for sensory pleasure: anandamide in nucleus accumbens shell enhances liking of a sweet reward., recuperado November-02-2018
    Enlazar
  4. ^ Chemistry World, Easing anxiety with anandamide, recuperado November-02-2018
    Enlazar
  5. ^ PNAS, A runner’s high depends on cannabinoid receptors in mice, recuperado November-02-2018
    Enlazar
  6. ^ Psychology Today, Flow States and Creativity, recuperado November-02-2018
    Enlazar