Cómo hacer tu propio aceite de CBD en casa


Cómo hacer tu propio aceite de CBD en casa

Mientras la popularidad del CBD sigue creciendo, en el mercado existen literalmente miles de productos de CBD. Pero ¿sabías que puedes hacer tu propio aceite de CBD en casa? Es un proceso bastante fácil, que solo requiere algunos materiales básicos que se pueden encontrar casi en cualquier cocina.

Como cannabinoide, el CBD no es soluble en agua, pero el alcohol hace un gran trabajo extrayendo estos compuestos químicos de la materia vegetal seca. Asegúrate de conseguir alcohol etílico de alta graduación y de grado alimenticio, que no deje residuos dañinos.

Además de alcohol de alta calidad, necesitarás algunas flores de cáñamo o cannabis como fuente de cannabinoides. Muchas flores de cannabis se han desarrollado para contener altos niveles de THC y no son adecuadas para elaborar aceite de CBD. Pero algunas cepas más recientes se han desarrollado para producir grandes cantidades de CBD y prácticamente nada de THC. Otra opción es usar flores de cáñamo. Estos cogollos proceden de plantas de cáñamo industrial; contienen altos niveles de CBD y un contenido casi nulo de THC, y son legales en muchos países de Europa y el resto del mundo.

Antes de empezar el proceso de extracción, es importante pensar cómo vas a utilizar el aceite. Si piensas tomarlo por vía oral o sublingual (debajo de la lengua), entonces es crucial que descarboxiles los cogollos antes de realizar los pasos explicados a continuación. La descarboxilación convierte el ácido cannabinoide CBDA en la deseada molécula CBD, a través del calor. Durante el proceso de extracción, las temperaturas solo se elevan lo suficiente para provocar la evaporación del alcohol volátil. Si necesitas descarboxilar tu hierba, puedes aprender a hacerlo aquí.

Ahora que hemos cubierto estos puntos importantes, echemos un vistazo a los ingredientes y materiales necesarios para el proceso.

INGREDIENTES

- Aproximadamente 30g de cogollos molidos o 60-100g de esos restos de cogollos pequeños o desprendidos que se acumulan al final de una bolsa de hierba o del manicurado, secos y molidos
- Alcohol etílico de alta graduación y grado alimenticio

MATERIAL

- Cuenco para mezclar
- Colador fino o estopilla
- Recipiente para recoger el extracto
- Dos cacerolas al estilo baño maría (una cacerola encajada sobre la otra, con espacio entre ambas)
- Cuchara de madera
- Espátula
- Embudo
- Jeringa de plástico

INSTRUCCIONES

PASO 1

Para empezar, pon tus cogollos o restos de manicurado descarboxilados en el cuenco y vierte una cantidad suficiente de alcohol para sumergir completamente la materia vegetal. Remueve cada 5 minutos con la cuchara de madera. Durante este tiempo, el alcohol extraerá los compuestos deseados, como el CBD y los terpenos. Remover la mezcla acelerará el proceso y ayudará a desprender los tricomas que producen estas sustancias.

PASO 2

A continuación, debes separar el extracto de alcohol, rico en CBD, de la materia vegetal. Cuela la mezcla, a través de una estopilla o colador fino, recogiéndola en otro cuenco o recipiente. Verás que el alcohol tiene un color verde oscuro. Repite el proceso anterior varias veces más, usando alcohol nuevo, para aprovechar al máximo tus cogollos o restos. Finalmente, el extracto empezará a tener un color más claro, señal de que el material ya está gastado.

PASO 3

Ahora es el momento de montar las cacerolas al estilo baño maría. Si no tienes un juego de ollas que encajen una sobre la otra, puedes improvisar fácilmente: llena el fondo de una cacerola con agua y coloca un recipiente de acero inoxidable encima, de modo que encaje perfectamente pero no toque el fondo de la olla.

Echa el extracto de alcohol en el recipiente de acero inoxidable/parte superior de la olla doble y ponla a fuego lento y suave. El alcohol de alta graduación es muy volátil y se evaporará a baja temperatura. Mantén la temperatura baja, encendiendo y apagando el fuego cuando sea necesario. Es importante realizar este proceso lejos de llamas de fuego, e idealmente debajo de un extractor o al aire libre. El vapor producido por la evaporación del alcohol es altamente inflamable y es un peligro real de incendio.

Sigue removiendo el extracto durante 15-20 minutos mientras se evapora el alcohol. La mezcla debería volverse extremadamente viscosa.

PASO 4

Tras eliminar todo el alcohol, el extracto debería tener una consistencia espesa, similar a alquitrán. Mientras siga caliente, introdúcelo en una jeringa grande o en varias más pequeñas. Esto facilitará su almacenaje y administración.

CARACTERÍSTICAS DEL ACEITE DE CBD CASERO

Este método produce un extracto de espectro completo de alta potencia, lo que significa que el producto final no solo contiene CBD. Este proceso también extrae los terpenos de los cogollos, unas moléculas aromáticas con sus propios sabores, olores y ventajas para la salud.

También observarás que este aceite tiene una consistencia extremadamente espesa y una apariencia verde-marrón. Su aspecto es diferente al de muchos aceites comerciales disponibles. Esto se debe a que la extracción con alcohol también extrae ceras, lípidos y clorofila de la materia vegetal, algunos de los cuales terminan en el producto final.

Este aceite puede usarse de muchas maneras. Puedes añadirlo a zumos o batidos, colocar unas gotas debajo de la lengua para una rápida absorción, o incluso mezclarlo con cremas y bálsamos para aplicar sobre la piel.

OTRAS FUENTES DE ACEITE DE CBD

Si no tienes tiempo para hacer tu propio aceite de CBD casero, o no te gusta la idea de hervir alcohol de alta graduación en tu cocina, en el mercado hay muchos productos disponibles para ti.