¿Qué es el dabbing? ¿Es bueno o malo?


¿Qué es el dabbing? ¿Es bueno o malo?

Deja a un lado tu bong y quema tu papel de liar, hay una nueva tendencia y su nombre es "dabbing".

Tanto si consumes cannabis con fines recreativos o medicinales, como si no consumes, lo más probable es que ya hayas escuchado hablar del dabbing o los dabs.

Esta nueva moda ha llegado con mucha fuerza al sector del cannabis, y aunque represente una nueva forma de consumir y disfrutar la hierba tanto para fines recreativos como terapéuticos, también ha generado ciertas críticas respecto a la seguridad de los dabs de cannabis y su producción.

Así que, ¿es realmente tan bueno como algunos cuentan? ¿O deberíamos estar asustados? Aclaremos ciertos aspectos de una vez por todas.

¿QUÉ ES EL DABBING Y CÓMO SE HACEN LOS DABS?

Dabbing es un término utilizado para describir el proceso de calentar concentrados de cannabis, como el aceite BHO, sobre una superficie caliente e inhalarlos, normalmente a través de un "dab rig" o pipas de agua. Los concentrados utilizados se suelen conocer como "dabs".

Los dabs son formas concentradas de cannabis que se elaboran siguiendo un complejo proceso que extrae los compuestos principales de la planta.

Este proceso incluye la utilización de un disolvente, como butano o dióxido de carbono, para separar los tricomas del material vegetal del cannabis. Estos tricomas, que son pequeñas partículas cristalinas en las flores, hojas y tallos del cannabis, contienen la mayor concentración de cannabinoides y terpenos.

El tetrahidrocannabinol, o THC (el cannabinoide culpable de los efectos psicoactivos del cannabis), es obviamente el principal objetivo de este proceso de extracción. Sin embargo, también se puede utilizar para extraer otros cannabinoides como el CBD.

Estos concentrados, o dabs, también suelen ser ricos en terpenos. Aunque los terpenos son muy frágiles y normalmente se pierden en cualquier proceso de extracción que emplee butano o un disolvente similar.

La mayoría de concentrados en el mercado (tanto de venta legal como ilegal) se elaboran utilizando butano como disolvente. Cualquier concentrado o dab preparado con butano se suele denominar BHO.

¿QUÉ MÁS TIPOS DE DABS EXISTEN?

¿QUÉ MÁS TIPOS DE DABS EXISTEN?

El dabbing se ha convertido en algo tan popular, especialmente entre las generaciones más jóvenes, que cada vez se lanzan más tipos de dab al mercado.

Para aclarar el tema, hemos preparado una lista de los tipos de dabs más habituales en la actualidad:

BUTANE HASH OIL (BHO)

Como mencionábamos antes, el BHO es probablemente el principal representante del mundo de los dabs.

El proceso de elaboración del BHO suele consistir en compactar la flor del cannabis en un recipiente con un pequeño agujero, calentarlo con el butano y recolectar el líquido resultante. Posteriormente, la mezcla obtenida se purifica para eliminar la mayor cantidad de butano posible, normalmente mediante un proceso de calentamiento o aspirado.

El producto final es un concentrado dorado, que puede contener concentraciones realmente elevadas de THC y otros cannabinoides. El BHO se suele vender con las siguientes denominaciones:

Shatter:

El shatter de cannabis es un tipo de BHO con una textura similar a la del cristal, de hecho normalmente se rompe si cae al suelo ("shatter" significa deshacerse o desmenuzarse en inglés).

Mucha gente cree que el shatter es la forma más pura de BHO debido a su apariencia traslúcida, pero no es así. Durante el proceso de manufacturado, el shatter se purga (normalmente con un aspirador) para eliminar el butano.

A diferencia de otros dabs, que se pueden filtrar o batir, el shatter sólo se purga. El shatter no se agita ni bate, por lo tanto sus moléculas quedan intactas y esto le aporta su aspecto semitransparente.

Cera:

La cera BHO suele tener una textura muy pegajosa y puede tener diferentes consistencias. A diferencia de los shatter, la cera no es transparente. Normalmente tiene un color blanquecino como la miel o la cera de abeja.

Esto se debe a que las ceras se suelen batir durante el proceso de purificación, lo cual agita las moléculas del concentrado y resulta en un producto final completamente diferente.

La cera de cannabis está disponible en una variedad de consistencias diferentes. Por ejemplo, el crumble es un tipo de cera con una textura similar al recubrimiento del postre "apple crumble", una corteza crujiente. También está el honeycomb, un tipo de cera, que obviamente se asemeja mucho a un panal de abeja. Por último, también nos encontramos el budder, una cera con una textura especialmente pastosa y cremosa, más parecida a la mantequilla.

Live resin:

Los concentrados live resin están haciéndose un hueco entre los mejores BHO de reciente creación.

A diferencia de los BHO convencionales y otros concentrados que se preparan siempre con cogollos curados, el live resin se hace utilizando flores de cannabis frescas que se congelan justo después de la cosecha y se mantienen a temperaturas extremadamente bajas durante todo el proceso de extracción.

Esto consigue un extracto verdaderamente potente, con una elevada concentración de terpenos y complejos aromas y sabores.

ICE WATER HASH O BUBBLE HASH

El ice water hash o bubble hash es un tipo de concentrado elaborado mediante una extracción con hielo y agua.

Normalmente consiste en congelar restos del manicurado de los cogollos, cubrirlos con agua y hielo y agitar la mezcla (mediante una "lavadora" o revolviéndola) para recolectar tantos tricomas de la materia vegetal como sea posible.

Los cogollos y las hojas se retiran posteriormente de la mezcla, que deberá atravesar una serie de filtros para separar el hachís de los restos de partículas vegetales.

El producto final se seca y se obtiene un concentrado granular que se puede manipular y compactar en bloques más grandes.

Su elaboración es relativamente segura y sencilla, por lo que el bubble hash es una gran alternativa para quienes quieran preparar sus propios dabs en casa.

ROSIN

Al igual que el bubble hash, el rosin es relativamente fácil de hacer, por lo que representa otra gran alternativa para cualquiera que pretenda hacer sus propios extractos.

El rosin hash se elabora compactando flores de cannabis entre dos superficies calientes y recolectando el aceite dorado de gran calidad que se extrae de los cogollos mediante este proceso.

Aunque los productores a gran escala que operan en mercados de cannabis legales tienen equipamiento especializado para hacer rosin en grandes cantidades, tú también puedes hacerlo fácilmente en casa.

Simplemente envuelve un cogollo de cannabis en papel de pergamino o de horno, y presiónalo entre dos superficies calientes (como una sandwichera o las placas de una plancha para alisar el pelo) durante unos segundos.

A continuación retira el papel del cogollo y recoge la resina pegajosa que se ha quedado en la cara interior del papel.

ACEITE CON HIELO SECO

El aceite CO₂ se elabora utilizando dióxido de carbono en lugar de butano o agua como disolvente.

Extraer aceite de cannabis con CO₂ es un proceso extremadamente complicado que requiere de un equipamiento especial. Sin embargo produce un precioso aceite ámbar que se considera uno de los concentrados más puros del mercado a día de hoy.

El aceite con hielo seco se suele mezclar con propilenglicol o glicerina de grado alimenticio para conservar su consistencia líquida a temperatura ambiente, que luego se vaporiza normalmente mediante vaporizadores de bolsillo. También se puede congelar y consumir con una pipa de agua.

CÓMO CONSUMIR DABS

CÓMO CONSUMIR DABS

El dabbing consiste básicamente en calentar y vaporizar rápidamente un concentrado a temperaturas muy elevadas e inhalar el humo resultante. Sin embargo, el proceso del dabbing puede dar un poco de miedo...

Imagínate que estás acostumbrado a fumar porros y de repente alguien te pasa un soplete. ¡Ufff!

Pero no te preocupes, los dabs se suelen fumar a través de un tipo de pipa de agua conocida como "dab rig". Consta de varias partes diferentes, como una aguja y una cúpula, y normalmente necesitarás un soplete.

Primero tendrás que ensamblar tu pipa. A continuación, calienta la aguja con el soplete hasta que esté al rojo vivo. Ahora tendrás que colocar la cúpula encima de él. La cúpula está pensada para evitar que el humo se escape una vez coloques tu concentrado sobre la aguja.

Lo siguiente será utilizar unas pinzas para dejar el concentrado en la cúpula, mientras inhalas el humo a través de la boquilla de la pipa. Si quieres aprovechar cualquier resto que pueda haber quedado en las puntas de las pinzas, sólo tendrás que colocar la aguja sobre ellas.

Nosotros siempre recomendamos fumar los dabs sentado. Los dabs proporcionan una inyección de THC muy rápida y potente, que puede resultar muy intensa, sobre todo cuando es tu primera vez.

LAS VENTAJAS DEL DABBING

Los dabs se han hecho extremadamente populares porque permiten al consumidor de cannabis consumir una potente dosis de cannabis casi al instante.

Aunque esto son buenas noticias para muchos, puede ser especialmente útil para consumidores medicinales que necesitan una dosis potente de cannabis rápidamente. Por ejemplo, pacientes que sufren dolores muy intensos necesitan una dosis de THC o CBD fuerte que controle sus síntomas cuanto antes, y el dabbing les ofrece una alternativa de acción rápida que fumar, vaporizar o ingerir cannabis no pueden igualar.

LO PREOCUPANTE DEL DABBING

El dabbing ha generado muchas noticias negativas en los medios de comunicación, sobre todo en los Estados Unidos.

Una de las principales preocupaciones respecto al dabbing es la seguridad de su producción.

Hay multitud de tutoriales en la red para hacer dabs, lo que ha llevado a algunos "químicos" amateur a intentar preparar diferentes concentrados en casa, sobre todo BHO.

El proceso de elaboración del BHO es extremadamente peligroso. Fundamentalmente por que se utiliza butano, una sustancia altamente inflamable que conlleva riesgos evidentes.

Esto no supone un problema para productores profesionales que trabajan en mercados legales, ya que normalmente utilizan laboratorios y equipamiento sofisticado para minimizar cualquier riesgo en la producción de sus dabs.

Pero esto no se cumple cuando hablamos de un tipo que calienta butano en una sartén en la cocina de gas de su casa para purificar su shatter casero. Los dabs caseros han provocado muchas historias para no dormir: casas que saltan por los aires y fallecidos de por medio.

También hay preocupación en torno a la composición química de los dabs. A mucha gente le echa para atrás la idea de fumar un producto que se elabora con butano, un gas que normalmente es para recargar los Zippo.

El hecho de que los dabs son relativamente nuevos y apenas se ha investigado o analizado sus efectos para nuestra salud tampoco ayuda. A pesar de que un dab de alta calidad normalmente no contenga butano porque se haya aspirado.

Otro aspecto importante acerca de los dabs es su potencia. Algunos pueden contener hasta un 80% de THC, mientras un cogollo normal contiene alrededor de un 15%.

Aunque no es posible sufrir una sobredosis mortal con dabs ni con ningún otro extracto de marihuana, este nivel de potencia y el hecho de que los efectos aparecen en cuestión de minutos, hace más complicado controlar su dosificación y el consumidor tiene más probabilidades de acabar sintiéndose mal o incluso desmayarse.

Sobra decir que este tipo de historias no hacen ningún favor al movimiento por la legalización, que intenta convencer a la sociedad de que el cannabis es un producto seguro y natural que se ha disfrutado durante miles de años.

Otro motivo para la preocupación es la apariencia del dabbing. Mucha gente lo compara con el "crack" del cannabis y esta forma de consumo les genera rechazo.

Aunque no es fácil predecir el futuro del dabbing ni cómo afectará al movimiento por la legalización, es importante ser conscientes de que hay problemas importantes respecto a la producción de dabs, esta nueva forma de consumo y la manera en la que está afectando a la imagen del consumo de cannabis.

Por otra parte, también conviene recordar que la llegada de concentrados de cannabis como los dabs proporcionan al paciente una mejor medicina.

Sea cual sea tu opinión, si decides probar el dabbing, asegúrate de informarte bien antes. ¡Cuídate y disfrútalo!